Banco UBS Multado por Escándalo LIBOR

Los días en que la palabra de un banquero era sacrosanta han quedado atrás, algo de lo cual es muy consciente todo el que sigue las noticias financieras.  El último gran banco que está en el ojo de la tormenta es el banco suizo UBS, que se ha vuelto implicado en el escándalo del Libor.

UBS, el mayor banco de Suiza, había sido visto como una víctima de uno de sus principales traders, Kweku Adoboli, quien fue declarado culpable de fraude por más de £ 1,4 billones en (supuestamente) operaciones no autorizadas.

En este caso, el tiro les salió por la culata y UBS ha sido multado con £ 940 millones por las autoridades en los Estados Unidos, Reino Unido y Suiza por influenciar  injustamente el Libor.

El Libor representa la tasa de oferta interbancaria de Londres y es un valor fundamental que influye en miles de millones de dólares en préstamos, hipotecas y contratos de todo el mundo.

Libor pretende ser una tasa basada en los tipos de interés promedio que un puñado de bancos cobra por los préstamos entre ellos mismos pero, como ahora sabemos, algunos de estos bancos han estado manipulando dicha tasa en su propio beneficio.

El escándalo estalló cuando se supo que Barclays había manipulado la tasa para dar ventajas a sus propios traders y dar la impresión de que el banco tenía un fácil acceso a fondos durante la peor época de la crisis financiera mundial.  Esto ayudó a mantener el precio de las acciones de Barclay’s, obviamente.

La multa que Barclays tuvo que pagar fue de aproximadamente un tercio de la bofetada que ha recibido UBS.

La Autoridad de Servicios Financieros (FSA, Reino Unido) reveló que el personal de UBS en Tokio hizo pagos corruptos a los corredores para conseguir su ayuda en la manipulación del Libor. FSA dijo que esta práctica estaba generalizada en el banco implicando la participación de al menos 45 personas.

La gerencia de UBS ordenó al su personal subestimar los costos de endeudamiento en el apogeo de la crisis financiera con el fin de mantener la confianza del mercado.

De acuerdo con el director ejecutivo de UBS, Sergio Ermotti “Lamentamos profundamente este comportamiento inapropiado y poco ético. Ninguna ganancia es más importante que la reputación de esta empresa, y estamos comprometidos a hacer negocios con integridad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *