El rumbo del Dolar

Y los primeros en preocuparse fueron los empresarios exportadores, quienes pidieron otra intervención cambiaria. Una apreciación real del peso tan pronunciada afecta seriamente la competitividad del sector exportador no tradicional y perjudica a las empresas que sustituyen importaciones.

El tipo de cambio real se ubica en el piso del rango de valores aceptables (o de equilibrio de largo plazo)”, advierte Hermann González, de Zahler & Co., quien proyecta un tipo de cambio entre $480 y $490 en el corto plazo. Estas proyecciones están sujetas a una alta incertidumbre. No es posible descartar en el corto plazo caídas adicionales del tipo de cambio si las noticias externas siguen sorprendiendo favorablemente.

Hace poco más un año, el 3 de enero de 2011, la divisa estadounidense se cotizaba en $465,8 y esa tarde el Banco Central anunció la cuarta intervención cambiaria desde que se instaló el sistema de libre flotación, en 1999. Fue un programa de compra de US$12.000 millones para acumular reservas, que duró hasta el 16 de diciembre pasado.

Luego de un año de compras, el dólar ganó $55 frente a la moneda local. En 2008, tras un proceso similar, subió $205, aunque apoyado por la crisis internacional. La experiencia, segun afirman expertos no es muy positiva. No generó un cambio de tendencia significativo, sólo cambios puntuales de unos días o un par de semanas.

Se cree que una nueva fase de acumulación de reservas internacionales es clave, en caso de que se acentúe la tendencia a la baja del tipo de cambio. Valores del tipo de cambio nominal por debajo de $460 podrían gatillar una medida de este tipo. El nuevo presidente del Central, junto con el nuevo consejero Joaquín Vial, pueden contribuir a que la institución adopte políticas más pragmáticas en su accionar.

Dado el actual nivel de reservas internacionales, muy alto, y el nivel del tipo de cambio real, el tipo de cambio nominal tendría que caer por debajo de $460 para que el BC se plantee una intervención. Esto, como resultado de un menor crecimiento global, que se reflejaría en una demanda algo más débil, que corregiría a la baja el precio del cobre y el petróleo, “pero hay que estar atentos a los factores geopolíticos, en especial en Irán”.

Aunque ve espacio para una intervención sólo si la divisa baja de $470, Selaive dice que bajo la conducción de Rodrigo Vergara en el BC, la entidad mantendrá el estilo de años anteriores. Es posible el anuncio de algún programa moderado de compra de divisas, pero nada particularmente agresivo”, precisa Sebastián Cerda, director ejecutivo de CorpResearch.

Castro estima que el tipo de cambio real está casi 4% sobre el nivel de intervención de enero de 2011 y que, manteniendo el resto constante (movimientos de monedas y diferenciales de inflación), podrían apreciarse otros $18 previo a llegar al valor de intervención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *